Cómo conseguir videojuegos más baratos

Uno de los temas más cadentes en el panorama de los videojuegos en España es sin duda, como todos los aficionados saben, el elevado precio que los videojuegos tienen en nuestro país. Es precisamente este problema una de las causas de que la nueva generación de consolas, encabezada por Xbox One y PlayStation 4, no terminen de despegar tanto como se esperaba, además de que un negocio tan despreciable como la piratería de software y juegos, siga siendo un negocio bastante lucrativo para unos cuantos.

Juegos más baratos a menor costo

2.-VIDEOJUEGOSTodos estábamos ilusionados con la aparición del formato digital, pensando que los precios se abaratarían pero el resultado ha seguido siendo el mismo, es decir, precios de videojuegos bastante altos que la mayoría de los gamers no se pueden permitir. Pero detrás de todo esto, se esconde una pregunta de fondo ¿realmente es necesario que los juegos sean tan caros en España?

Si nos fijamos en otros países de la Unión Europea podemos comprobar, que aun siendo países en los que el nivel de vida es más caro, lo que se paga por videojuegos es bastante inferior de los que pagamos en España, pudiendo llegar incluso a una diferencia de 20 a 30 euros por cada juego.

Pero ¿por qué estos precios? La respuesta pasa por considerar que en nuestro país existe una alta tasa de piratería y un creciente mercado de segunda mano, lo que unido al alto coste de los títulos, hacen que la venta de juegos originales no sea tan masiva como en otros estados. Esto obliga a las distribuidoras a incrementar su porcentaje de beneficios, puesto que se ven obligadas a asumir un riesgo mayor. Así, si un videojuego resulta un fracaso total, pueden cubrir las pérdidas con el beneficio obtenido en otros. A todo esto hemos de sumar el aumento de la cantidad de intermediarios, lo que encarece en gran medida el coste final del videojuego y consolas.

Pero no todo es negativo para el gamer y de esta manera existen varias maneras de hacerse con el mismo título a un precio más barato, como suele pasar la respuesta está en internet. De esta manera tenemos a nuestro alcance formas alternativas de adquirir videojuegos, como son la compra por Internet, la importación y el juego en la nube, que evitan bastante los inconvenientes de la industria para abaratar el precio final del juego.

Está claro que hay alternativas bastante tentadoras, siempre que no nos importe esperar del orden de una semana para tener nuestro juego, algo que por otro lado merece la pena para poder ahorrar unos 20 a 30 euros por cada videojuego que compremos, y que al contrario que muchos pueden pensar se trata de una manera sencilla, cómoda y segura, que ofrece las mismas garantías que si compráramos en una tienda física, no es raro por tanto que esta práctica se esté convirtiendo en el último refugio que nos están dejando a los gamers.