¿Qué valores trasmiten los videojuegos?

videojuegos-ghost-reconTodos los que tenemos que ver algo con el mundo del videojuego, e incluso los que solo tienen una relación de usuario, saben que los videojuegos desde un principio han estado relacionados con toda una serie de comportamientos negativos de los que supuestamente son responsables, o al menos esta es la postura que la mayoría de los que no saben nada acerca de este mundo defienden. Bien es cierto que, más allá de la violencia, hay videojuegos que por su planteamiento y temática sirven para transmitir actitudes y comportamientos, formas de vivir. Estos videojuegos tratan sobre todo una serie de relaciones entre las personas y las relaciones que se establecen entre ellas, hasta el punto que podemos decir que son simuladores sociales.

Simulación social y los valores en los videojuegos

Es por esto que debemos estar especialmente atentos a este tipo de videojuegos, ya que queramos o no queramos trasmiten toda una serie de valores y modelos de comportamiento que educan a nuestros hijos, pudiendo ser estos modelos totalmente contrarios a los que desearíamos que nuestros jóvenes aprendieran.

Teniendo en cuenta esto y teniendo en cuenta que es nuestra obligación un buen uso y un control de contenido de los videojuegos a los que nuestro jóvenes tienen acceso, podemos reconducir esta afición para obtener efectos muy beneficiosos en el desarrollo psicológico, emocional e intelectual de los menores, por lo que no hay que prohibirlos. Para lograr estos efectos positivos y minimizar en lo posible los negativos, las recomendaciones que pueden hacerse, todas ellas de sentido común, como son las que a continuación enumeramos.

Lo primero que debemos de tener en cuenta es pactar un horario de uso. Debe referirse tanto a la cantidad de tiempo que se juega como al momento en que se hace, estableciendo un orden de prioridades en las tareas antes de poder pasar el tiempo con videojuegos.

Además debemos presentar al menor, una serie de actividades de ocio alternativas e intentar compartirlas con él para despertar su interés. De esta manera una vez que el niño y joven pueda haber tenido la oportunidad de practicar varias actividades tenga la posibilidad de elegir entre ellas, es decir, que tenga opciones. De este modo deportes, música, pintura, actividades al aire libre, montañismo, pesca, caza, esquí, lectura, cine, etcétera deben ser presentadas al niño.

Optimización de los horarios

Utilizar los videojuegos, al igual que otras actividades de ocio, como un premio por la correcta realización de obras y tareas de mayor importancia: deberes escolares, aportación a los quehaceres domésticos, y no como un fin es sí mismo. De la misma manera debemos hacer del uso de videojuegos una actividad social, de manera que sea una actividad que se comparte con hermanos, los amigos, siendo el juego solitario una actividad a evitar para reducir el aislamiento del jugador.

Y aunque parezca obvio una de las actividades que debemos acostumbrarnos a hacer es decidir y tomar un papel protagonista en la compra del videojuego, de manera que podamos tener un mayor control sobre el contenido al que tienen acceso nuestros hijos.

Como podemos ver todos estos consejos se resumen en un par de actitudes que aunque evidentes suelen pasar por alto, es decir, enseñar un uso responsable de los videojuegos y ejercer un mayor control, sobre el contenido de los mismos… ni más ni menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s